29 de diciembre. El VI Capítulo provincial ha llegado a su fin. En la oración de la mañana, nos hemos presentado al Señor reconociéndonos hijos suyos, colaboradores con Él en la construcción del Reino. Los espacios de reflexión han ido acompañados de la construcción de un puente en la capilla entre todos los presentes, formado por 39 ladrillos que cada uno de los capitulares ha colocado junto a una vela y la fotografía de un capitular.

Este puente pretende reflejar lo que han sido estas cuatro jornadas intensas y enriquecedoras. La sesión de trabajo de hoy ha sido también un proceso de construcción conjunta, de poner en común las propuestas que se trabajaron en el día anterior, y que ha concluido con las votaciones sobre la redacción final de las líneas maestras para el trienio venidero 2019-2021, que se han resuelto con la unanimidad de los presentes:

ÁMBITO DE VIDA MARISTA

  1. Acompañar los procesos personales y las diferentes fórmulas de vida comunitaria y profundizar en esa dimensión profética y significativa en los respectivos entornos.
  2. Crecer en espiritualidad e interioridad conectadas con la vida y la misión, propiciando experiencias vitales entre los más pobres que llevan a un cambio de la persona.

ÁMBITO DE MISIÓN

  1. Ser referentes en el entorno desde nuestro estilo educativo, renovando el modelo pedagógico marista y actualizándose al contexto en el que nos toca vivir.
  2. Evangelizar desde la realidad actual de los jóvenes y sus familias, haciéndoles protagonistas de sus procesos vitales.
  3. Hacer del compromiso social una de las señas de identidad de las obras educativas de la Provincia.

Después de un rato de descanso, a media mañana, se ha llevado a cabo la elección de los consejeros provinciales, que serán los encargados de concretar las líneas maestras en prioridades provinciales. Los hermanos elegidos son Ambrosio Alonso, Samuel Holguín, Alfonso García, Abel Muñoz, Jaime Comabella y Alejandro Mena. ¡Enhorabuena! Gracias por vuestra generosidad y que la Buena Madre y san Marcelino Champagnat os iluminen para llevar a cabo esta relevante y vital tarea. 

Terminamos la jornada capitular con unas palabras de agradecimiento. El Vicario general agradece a todos los capitulares “el esfuerzo de recoger todo lo que se ha hecho estos tres años, de participar en esta reflexión y hacer de ella un camino de futuro. Los años siguientes van a ser claves para desarrollar la cultura, la organización y las metodologías, para que sigamos viviendo un liderazgo de servicio y una comunidad marista que muestre su identidad”.

El H. Ben Consigli también tiene unas palabras de agradecimiento y recuerda que para que la misión pueda progresar, necesitamos la vocación de hermanos y de laicos. “Todos somos Maristas de Champagnat, y aunque tenemos vocaciones distintas, lo que tenemos en común es nuestra relación con Jesucristo. La pregunta es cómo construimos puentes entre nosotros y aquellos a los que servimos”. En palabras del Papa Francisco, “necesitamos comunidades abiertas y relaciones abiertas”. Necesitamos saber leer los signos de los tiempos y conocer los cambios que se producen a la luz de nuestra misión.

Los laicos invitados han tenido también unas palabras de agradecimiento, que han mostrado a los hermanos capitulares en forma de carta. Por último, para cerrar la jornada y el Capítulo, el hermano Moisés ha intervenido para agradecer la presencia de todos los capitulares y del Vicario general y el Consejero general, y ha señalado la gran conexión que hay entre las nuevas líneas maestras y el plan estratégico del Instituto. Ha dado las gracias a su vez a los laicos por su compromiso, su tiempo y su dedicación estas jornadas: “Creo que ha sido una aportación muy rica e interesante la que nos habéis hecho. Se ha notado una presencia significativa de todos vosotros”.

“Lo más importante es la riqueza que se lleva cada uno en su interior, y que ese entusiasmo lo contagiemos entre todos, desde una clave muy importante: un futuro lleno de esperanza”.

Un nuevo trienio provincial está naciendo. No nos despedimos, sino que empezamos. Ahora queda hacer realidad todo lo reflexionado, trabajado, compartido y soñado. ¡Feliz año 2019! 

Categorías: Sin categoría